[:es]¿Quieres comer en Terrablava? ¡Llámanos![:][:ca]Vols menjar a Terrablava? Truca'ns![:] 934 126 372
ca es en

[:es]Flexitarianismo: comer sano sin renunciar a un buen filete[:ca]Flexitarianisme: menjar sa sense renunciar a un bon filet[:]

[:es]

Si algo se les arrebate a los vegetarianos y veganos es la falta de proteína animal en sus dietas. Por eso, los amantes de la carne se han hecho con su propia filosofía para comer sano sin renunciar a su verdadero placer.

 

Es un nombre peculiar pero a la vez muy explicativo: el flexitarianismo no es más que una dieta vegana flexible, que permite el consumo esporádico de productos de origen animal (carne, pescado, huevos y lácteos). Dicho así parece bastante contradictorio y poco distinto a la dieta mediterránea, pero la verdad es que para ser un auténtico flexitariano tienes que sustituir la carne roja por carne blanca (aves y conejo) y acompañarla con verduras, hortalizas, cereales y frutas. Algunos también  incorporan  el tofu y el seitán para compensar el déficit de proteína que nuestro cuerpo pierde al reducir el consumo de proteína animal.

Si todavía no te convence, tal vez es porque desconoces los beneficios:

Comer carne y pescado de calidad

 

Si reducimos el consumo de carne es más probable que invirtamos más en productos de calidad y no tanto en los típicos paquetes promocionales, cosa que nos ayudará a apreciar el sabor de un buen filete a la planxa.

Reduce el riesgo de sufrir enfermedades

 

El exceso de consumo de carne roja de hoy puede afectar a nuestra salud. Diversos estudios universitarios han demostrado que el hábito de consumir carne roja más de 3 veces por semana puede aumentar el riesgo de padecer cáncer y algunas otras enfermedades graves. Así que la idea de llenar tus recetas de frutas y verduras no parece nada mal. Al fin y al cabo, todos queremos vivir durante muchos (y muchísimos) años.

Aumenta la esperanza de vida

 

Cae de cajón: si comemos más saludable, más años viviremos. Los productos verdes ayudan a desintoxicar el organismo y mantener un peso equilibrado.

Benedficia al medioambiente

 

Consumir carne supone un mayor gasto de recursos que consumir frutas, verduras y hortalizas, por lo que comprar menos carne beneficiará al medio ambiente, que en de aquí a pocos años difícilmente podrá proporcionar los recursos necesarios para alimentar a la creciente población mundial. Un artículo en La Vanguardia ya advirtió el pasado martes que España dependerá de otros países para comer pescado.

Tal vez haya llegado el tiempo de replantearse nuestros hábitos alimentarios y sumarnos a una filosofía que, lejos de querer ser una simple moda pasajera con un nombre cool, pone freno al intimidante y empoderado sistema de producción masiva.[:ca]

Si d’alguna cosa se’ls critica als vegetarians i vegans és de prescindir de la carn. Per això, els amants de la carn s’han fet amb la seva pròpia filosofia per menjar sa sense renunciar al seu veritable plaer.

 

És un nom peculiar però alhora molt explicatiu: el flexitarianisme no és més que una dieta vegana flexible, que permet el consum esporàdic de productes d’origen animal (carn, peix, ous i lactis). Dit així sembla bastant contradictori i poc diferent de la dieta mediterrània, però la veritat és que per ser un autèntic flexitarià has de substituir la carn vermella per carn blanca (aus i conill) i acompanyar-la amb verdures, hortalisses, cereals i fruites. Alguns també incorporen el tofu i el seitan per compensar el dèficit de proteïna que el nostre cos perd en reduir el consum de carn.

Si encara no et convenç, potser és perquè desconeixes els beneficis:

Menjar carn i peix de qualitat

Si reduïm el consum de carn és més probable que invertim més en productes de qualitat i no tant en els típics paquets promocionals. Això ens ajudarà a apreciar el sabor d’un bon filet a la planxa.

Redueix el risc de patir malalties

L’excés de consum de carn vermella perjudica a la nostra salut. Diversos estudis universitaris han demostrat que la carn vermella pot augmentar el risc de patir càncer i algunes altres malalties greus. Així que la idea d’omplir les teves receptes de fruites i verdures no sembla gens malament si volem menjar sa i mantenir una vida saludable.

Augmenta l’esperança de vida

Cau de calaix: si mengem més saludable, més anys viurem. Els productes verds ajuden a desintoxicar l’organisme i mantenir un pes equilibrat.

Beneficia al medi ambient

Consumir carn suposa una major despesa de recursos que consumir fruites, verdures i hortalisses, de manera que comprar menys carn beneficiarà al medi ambient, que en pocs anys difícilment podrà proporcionar els recursos necessaris per alimentar la creixent població mundial. Un article a La Vanguardia ja va advertir dimarts passat que Espanya dependrà d’altres països per menjar peix.

Potser ha arribat el temps de replantejar els nostres hàbits alimentaris i sumar-nos a una filosofia que, lluny de voler ser una simple moda passatgera amb un nom cool , posa fre a l’ intimidant i empoderat sistema de producció massiva. [:en]

[:]

Antes de que empieces a navegar por la Web nos gustaría informarte que utilizamos cookies con diferentes finalidades en la Web www.terrablava.es, de tal forma que puedas decidir si quieres que las mismas se instalen en tu equipo o no.

En caso de continuar navegando en www.terrablava.es, TERRABLAVA deducirá que aceptas la instalación de las cookies, otorgándonos el consentimiento para poder instalarlas en tu equipo. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies