¿Quieres comer en Terrablava? ¡Llámanos! 934 126 372
ca es en

Reacciones fisiológicas a los alimentos: razones por las que el plátano te da energía o la zanahoria mejora tu piel

¿Sabías que existen diferentes reacciones fisiológicas a los alimentos? Algunas son positivas como por ejemplo aumentar la energía o mejorar el aspecto de la piel y otras no tanto (como llorar o tener gases).

 

A continuación te contamos cuáles son las consecuencias para tu organismo al consumir ciertas comidas:

1.Los plátanos te ayudan a entrenar

Si te gusta hacer ejercicio no debes dudar en consumir un plátano antes de la rutina. Esto se debe a que aporta una buena cantidad de magnesio que aumenta el rendimiento muscular y mejora el metabolismo energético. Como si no fuese suficiente nos permite reponernos más rápido del entrenamiento y combate el cansancio. Por este motivo muchos deportistas de élite (por ejemplo el tenista Rafa Nadal) comen plátano en medio de un partido.

2.La zanahoria mejora tu piel

Hasta hace un tiempo se decía que uno de los más deliciosos alimentos de temporada que está presente en decenas de recetas tenía beneficios para la vista. Pero al parecer las zanahorias quisieron ir por más ya que se ha descubierto que sus betacarotenos aportan grandes beneficios a la salud. No es extraño por ello conseguir cremas o tratamientos estéticos que la contengan. Entre los principales efectos podemos destacar que ayuda en la cicatrización de las heridas.

3.El kiwi te salva del estreñimiento

Aquellos que prefieren una comida sana que incluya muchas frutas y verduras saben a qué nos referimos. Una de las reacciones fisiológicas a los alimentos más comunes es aumentar o reducir las veces que vamos al baño. En el caso del kiwi, que tiene mucha fibra y agua, es un excelente remedio casero para mejorar el tránsito intestinal. Si lo consumimos en ayunas el efecto es superior. Además tiene la capacidad de disminuir la sensación de pesadez en el estómago.

4.El chocolate es el mejor antidepresivo

¿Quién pudiera pasarse la vida comiendo chocolate? De seguro que no nos aburriríamos nunca. Además este rico postre nos mejora el humor y nos da felicidad, quizás por eso no nos importan sus calorías o si nos provoca granos en la cara. El cacao tiene varias sustancias como la teobromina que nos da placer psicológico al activar el sistema nervioso. Te recomendamos consumir el que tenga más porcentaje de cacao y menos de leche o azúcar.

5. La manzanilla alivia el dolor de estómago

Esta bonita planta con sus características flores diminutas y un rico sabor al prepararlas en infusión tiene muchas propiedades sobre todo antiespasmódidas y antiinflamatorias. A su vez los aceites esenciales de la manzanilla (entre ellos la luteolina y la apigenina) son los responsables de reducir los gases del sistema digestivo, las náuseas, la acidez, los cólicos y la inflamación. Ya sabes: si eres de ir a restaurantes de comida mediterránea y el buffet libre te “obliga” a comer mucho, toma un té de manzanilla como postre.

6.El agua tibia con limón limpia te limpia el hígado

Siempre y cuando la bebamos con reservas y en ayunas esta mezcla tiene la capacidad de mejorar la acción de la vesícula biliar y la función hepática. Se recomienda en personas con problemas renales, gastrointestinales y hepáticos. Además aporta vitamina C que evita que nos enfermemos en invierno y potasio que controla la presión arterial.

Reacciones fisiológicas a los alimentos

7. Ups… ojo con el ajo que produce gases

Uno de los elementos que no faltan en nuestras recetas por su sabor y aroma característicos también puede- provocar problemas a nivel intestinal sobre todo flatulencia (principalmente si consumimos el ajo crudo). Esta hortaliza tiene hidratos de carbono no digeribles en el estómago. Las únicas que pueden hacerles frente son las bacterias presentes en el intestino. Cuando las están degradando liberan gases como el metano que nos produce malestar y provoca olor desagradable.

8. Los espárragos aumentan el olor de la orina

Estos ricos alimentos de temporada que incluimos en varios platillos tienen dos componentes que se convierten en sulfurados tras el proceso de digestión. Cuando esto sucede alteran la composición de la orina y es por ello que tiene un olor acre muy fuerte. Pero atención que esto no es algo malo ni tampoco le sucede a todo el mundo. Sólo a la cuarta parte de los comensales.

9.La cebolla te hace llorar

Sin dudas una de las reacciones fisiológicas a los alimentos más conocidas pero que no se sabe bien el por qué. No se trata de que nos hace acordar un mal de amores o un recuerdo triste mientras la estamos cortando sino por el contenido de compuestos azufrados que contiene. Cuando estos entran en contacto con las mucosas de los ojos producen irritación. Para evitar el llanto, los ojos y la nariz rojas y la congestión te recomendamos que elijas las cebollas más pequeñas y las especies más dulces.

¿Qué te han parecido estas reacciones fisiológicas a los alimentos? ¿Cuáles de todas ellas conocías? Si te gustan las curiosidades sobre los alimentos como estas te recomendamos un artículo en el que descubrirás las 5 mentiras más comunes sobre la dieta vegetariana.