¿Quieres comer en Terrablava? ¡Llámanos! 934 126 372
ca es en

5 ideas para un menú infantil con castañas sano

Si buscas ideas para menú infantil, no dejes de leer porque hoy te traemos propuestas para introducir las castañas en la alimentación de los más pequeños.

Aprender a disfrutar de la comida vegetariana, comer sano… son cosas que nos gustaría enseñar a nuestros hijos desde pequeños. Sin embargo, no siempre resulta fácil, ya que la publicidad y los nuevos lanzamientos comerciales suelen ir en dirección contraria, apostando por grasas saturadas y aditivos de todo tipo.

Por eso, es fundamental que nuestros hijos aprendan  a comer de forma saludable disfrutando de los sabores, los colores y las texturas de los alimentos. Además de ver que puede ser sabroso y divertido descubrir los sabores de cada estación y disfrutar los productos de temporada.

Aprovechando el clima otoñal, en nuestro artículo de hoy queremos proponerte cinco ideas de menú infantil sano con castañas.

– Crema de Castañas:

Las cremas suelen ser un recurso habitual para que los niños tomen alimentos que no suelen encajar en sus preferencias, como las verduras. Sin embargo, son también una excelente manera de introducir nuevos sabores en su alimentación.

Si quieres que descubran las castañas, prueba a hacerlas en crema o puré. Tendrás una pasta que podrás untar sobre pan, galletas, tostadas, usar para dipear… a los niños les va a encantar. Además, puedes hacerlo dulce o salado en función de las preferencias de tus hijos.

En ambos casos el procedimiento es muy sencillo y la máxima dificultad reside en pelar las castañas. Para hacerlo sólo tienes que limpiar bien las castañas, hacerles un corte lateral y ponerlas a hervir con abundante agua durante unos 15 minutos aproximadamente.

Una vez cocidas y antes de que se enfríen totalmente, se pelan con la ayuda de un cuchillo y se ponen en el vaso de la batidora con un poco de leche. Sólo resta triturar y condimentar. Si quieres un puré dulce, puedes añadirle algún endulzante y canela. Si optas por el salado, perfecto para acompañar carnes, puedes añadirle un poco de caldo en el momento del triturado (opcional) y sal y pimienta.

– Castañas asadas:

Las castañas asadas son un clásico del otoño y una excelente manera de introducir este fruto en la alimentación de nuestros hijos. Puedes recurrir a los puestos callejeros, pero una opción más divertida es hacerlas en casa con los más pequeños.

Tienes dos opciones: la sartén (mejor si tienes una con agujeros en la base) o el microondas (utilizando un recipiente apto). En ambos casos solo necesitarás un poco de sal y las castaña previamente lavadas a las que habrás hecho un corte lateral.

– Galletas de castaña:

Si te han sobrado castañas asadas, una forma ideal de aprovecharlas es haciendo galletas con los restos. Es una actividad que te ayuda a compartir tiempo con tus hijos y que a ellos les va a encantar.

Además es una receta muy fácil y con ingredientes que siempre solemos tener en la despensa. Puedes empezar por triturar unos 200 gramos de castañas asadas (no muy finas, para que queden tropezones). Después, batimos un huevo y le añadimos 120 gramos de azúcar y unos 50 ml de leche.

Añadimos también las castañas trituradas y después 150 gramos de harina y una cucharadita de levadura previamente mezclado. Es importante añadir la harina poco a poco, a medida que la masa la vaya absorbiendo. Cuando tengamos una masa homogénea, cogeremos pequeñas porciones y haremos bolitas que luego aplastaremos dándoles forma de galleta. Podemos rebozarlas en azúcar moreno y las pondremos al horno a 180 grados por espacio de unos 15 minutos.

– Pudin de Castañas:

Un postre delicioso, muy rápido y fácil de preparar que va a encantar a nuestros hijos. Sólo tenemos que cocer en agua hirviendo medio kilo de castañas (a las que previamente habremos realizado un corte lateral). Luego, las escurrimos y pelamos.

Las reservamos en un cazo. Hervimos tres cuartos de litro de leche con una vaina de vainilla y, una vez aromatizado,  lo añadimos al cazo de las castañas. Ponemos también 60 gramos de mantequilla y 80 gramos de azúcar y ponemos a fuego lento. Las castañas tiene que ir absorbiendo la leche, por lo que tardarán una hora aproximadamente para estar listas.

Transcurrido este tiempo, las colamos y le añadimos (una a una) cuatro yemas de huevo y, luego, las cuatro claras a punto de nieve. Vertemos la mezcla en un molde de cristal untado con mantequilla (para que no se pegue).  Lo ponemos al horno al baño maría una media hora tapado. Dejamos enfriar y desmoldamos.

Crema de verduras con castañas:

Otra opción para introducir las castañas en la alimentación de nuestros hijos es espolvoreando restos de castañas asadas que nos hayan sobrado sobre platos como puré o crema de verduras. Le aportará un toque tostado y una textura muy divertida que hará las delicias de los más pequeños.

En Terrablava, restaurante buffet libre en Barcelona, disponemos de una amplia variedad de platos de temporada, muchos de los cuales incluyen castañas. Los elaboramos diariamente de forma totalmente natural. Ven con tus hijos y ayúdales a descubrir nuevos sabores sin recurrir a productos envasados, aditivos y edulcorantes.